Verduras en las nubes

El proyecto es un campo en la ciudad. Es un proyecto de huertos sobre los terrados de las viviendas de protección oficial.

1-      El origen del proyecto

Las verduras son caras y la baja de poder adquisitivo se repercute sobre el consumo de verduras. Pues, Las clases sociales con ingresos bajos no pueden comprarlos mucho.

Es por eso que es ventajoso cultivar un huerto. Pero no es posible cuando se vive en la ciudad. Nuestro proyecto permite a los ciudadanos hacer un huerto para cultivar y comer verduras.

2-      La localización

Es un prototipo en un barrio de Angers en Francia. Angers es una “ciudad  test” donde hay muchos estudios de mercado. Además, el barrio es “La Roseraie” porque hay muchas residencias y hay muchas personas de clases con ingresos bajos. Queremos realizar este proyecto en un pequeño barrio. Si tiene uno éxito, queremos ampliar el proyecto en Angers.

carteprojet.jpg

3-      Descripción de nuestro proyecto:

Nuestros huertos se establecerían sobre los tejados de las viviendas de protección oficial o encima de otros grandes inmuebles de la afuera limítrofe con Angers. Hay que construir una especie de invernadero de plástico con arcos de acero. La construcción deberá ser muy sólida para evitar los riesgos de caer. Y sin embargo, los costes de construcción tendrán que ser relativamente bajos.

serretoit.jpg

Dentro del invernadero, los habitantes del inmueble dispondrían  (si lo quieren) de parcelas de uno o dos metros cuadrados. La asociación se ocupará de llenarlas con tierra.  Los labradores podrían cultivar verduras en acuerdo con las temporadas: coles, zanahorias, calabacines, pimientos o tomates por ejemplo.

Las verduras necesitan agua para crecer. Por eso, el invernadero deberá tener un colector de agua de lluvia con una cisterna. Los jardineros deberán ir a buscar el agua en ella con una regadera.

Igualmente, nuestros jardines estarían equipados de una cabaña de herramienta en la cual nuestros jardineros podrían disponer del utillaje esencial (laya, rastrillo…). Esta caseta se cerrará con llave. Algunos de ellos podrán sentirse libres aportar su propia herramienta. Al nivel de la organización, los jardineros podrían ser aconsejados por un miembro de la asociación. Esta persona tendría en carga una decena de invernaderos por barrio. Su salario se remuneraría por las cuotas que los jardineros deberían pagar. Sobre los tejados, el sitio no está ilimitado, entonces las cubas de tierra serían atribuidas con arreglo al nombre de personas en el hogar.

4-  Los medios de financiación

Nuestro proyecto es, ante de todo, social y no tiene como objetivo hacer dinero. Pensamos que es importante que los beneficiarios de los jardines paguen un poco para responsabilizarlos y liberar un sueldo mensual para un empleado. Este tanto alzado podría aumentar o disminuir según los ingresos o el tamaño de las familias. Por una estimación de cien parcelas sobre un terrado, el importe sería por lo menos 10 Euros/mes/parcela para pagar al empleador y las primeras semillas.

El concepto ya es desarrollado por una empresa que se llama “Biotop” et que vende sus parcelas alrededor de 60 Euros la unidad. Con la misma estimación por el número de parcelas el precio de la inversión sería como máximo 6 000 Euros. Pero debemos añadir el precio de los otros equipos que pensamos indispensables. En efecto, para facilitar el cultivo de verduras en altura donde hace frío y reducir el consumo de agua se prevé instalar una clase de protección en plástico o vidrio y un colector de agua de lluvia. Los precios de varios vendedores de invernadero cifran el coste para cubrir 100 m2 por 5000 Euros. El colector de agua cuesta desde 500 hasta 1000 euro.

La única cosa que puede impedir nuestro proyecto es la resistencia del terrado al peso. Siempre con la idea de cien parcelas, el peso total de nuestro proyecto es 42 toneladas, lo que hacer para un terrado de 250 m sobre 50 m un sobrepeso de 3,36 kg/m2.

El precio total, sin contar obras de hueco y la instalación, es a menos 12 000 Euros de equipamientos y 600 Euros mensual.

Para cubrir estos gastos esperamos en un primer tiempo beneficiarse de subvenciones departamentales o regionales. Para obtenerlos debemos mostrar que nuestro proyecto es una cosa que la gente quiere. Podemos crear una asociación o solamente una petición.

La finalidad es, si la primera instalación da buenos resultados, hacer obligatorios estos huertos sobre todas las nuevas viviendas de protección oficial. En efecto, cuesta menos prever que añadir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

pas de réponses

Laisser un commentaire

Redressement judiciaire et ... |
tactictrading |
expertbook |
Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus | raceovineviande
| programmeimmobilier
| Le Village